Páginas vistas en total

lunes, 14 de febrero de 2011

LO QUE DEBEMOS CONOCER DE LA POLICIA NACIONAL


Historia de la policia nacional

El 5 de noviembre de 1891, por decreto 1000,[12] siendo presidente Carlos Holguín, se crea la Policía Nacional, eliminando la policía departamental, la policía municipal, el cuerpo de serenos y el escuadrón de guardias montados. Es nombrado primer director el Comisario 1º Juan María Marcelino Gilibert, nacido en Fustinag, departamento francés de Haute Garonne, y su reglamento es aprobado el 12 de diciembre. La fuerza de Policía dependía del Ministerio de Gobierno, y recibía instrucciones del Gobernador de Cundinamarca y Alcalde de Bogotá.
En 1953 mediante el decreto 1814 del 10 de julio, se incorporó la Policía al Ministerio de Guerra, como Cuarto Componente del Comando General de las Fuerzas Militares, adquiriendo carácter de militar, cobijando a los miembros de la Institución Policial con el fuero penal militar, siendo Presidente de la República el señor General Gustavo Rojas Pinilla.
Desde el 1° de enero de 1960 la Nación asume a su cargo el sostenimiento, dotación y pago de los sueldos de la Policía en todo el territorio de la República; en cumplimiento a la Ley 193 del 30 de diciembre de 1959;[13] de este modo terminando su proceso de nacionalización.
Desde 1991 la Constitución Política de Colombia, definió la Policía Nacional como un cuerpo armado de naturaleza civil, suprimiéndola del Comando General de las Fuerzas Militares; está adscrita al Ministerio de la Defensa, según Ley 62 del 12 de agosto de 1993.[14

Misión Institucional

La Policía Nacional es un cuerpo armado permanente de naturaleza civil, a cargo de la nación, cuyo fin primordial es el mantenimiento de las condiciones necesarias para el ejercicio de los derechos y libertades públicas, y para asegurar que los habitantes de Colombia convivan en paz.

Visión Institucional

Al año 2019, la  Policía Nacional habrá hecho una contribución de excepcional valor en la convivencia y seguridad ciudadana para la construcción de un país próspero y en paz; soportada en el humanismo, la corresponsabilidad y el trabajo cercano a la comunidad.


EL ESCUDO



Compuesto por un sinople de color verde esperanza, una estrella de plata de 5 puntas, las leyendas "REPUBLICA DE COLOMBIA y "POLICIA NACIONAL" que significan prudencia, rigor y obediencia y cada palabra está separada por una estrella de cinco puntas.
El laurel es emblema de heroísmo, frutado por 11 gules, los cuales señalan la conmemoración de la fundación de la Institución el 5 de noviembre.
Finalmente DIOS Y PATRIA, hace alusión al Supremo Primer Guardián de la humanidad; presente en la labor que diariamente se realiza en el territorio nacional, orientada al servicio de la comunidad.




Código de Ética Policial

Como policía tengo la obligación fundamental de servir a la sociedad, proteger vidas y bienes ; defender al inocente del engaño, a los débiles de la opresión y la intimidación ; emplear la paz contra la violencia y el desorden y respetar los derechos constitucionales de libertad, igualdad y justicia de todos los hombres.
Llevare una vida irreprochable como ejemplo para todos ; mostrare valor y calma frente al peligro, al desprecio, al abuso o al oprobio ; practicaré la moderación en todo y tendré constantemente presente el bienestar de los demás. Seré honesto en mi pensamiento y en mis acciones ; tanto en mi vida personal como profesional, seré un ejemplo en el cumplimiento de las leyes y de los reglamentos de mi institución. Todo lo que observe de naturaleza confidencial o que se me confíe en el ejercicio de mis funciones oficiales, lo guardare en secreto a menos que su revelación sea necesaria en cumplimiento de mi deber.
Nunca actuaré ilegalmente ni permitiré que los sentimientos, prejuicios, animosidades o amistades personales lleguen a influir sobre mis decisiones. Seré inflexible pero justo con los delincuentes y haré observar las leyes en forma cortés y adecuada, sin temores ni favores, sin malicia o mala voluntad, sin emplear violencia o fuerza innecesaria y sin aceptar jamás recompensas.
Reconozco que el lema Dios y Patria, simboliza la fe del público y que lo acepto en representación de la confianza de mis conciudadanos y que lo conservaré mientras que siga fiel a los principios de la ética policial. Lucharé constantemente para lograr estos objetivos e ideales, dedicándome ante Dios a la profesión escogida : LA POLICIA.

Lema Institucional

La Policía Nacional interpretando las políticas gubernamentales y preocupada por la actual situación del país, viene desarrollando estrategias encaminadas para fortalecer la convivencia pacifica en procura de una Colombia en paz adoptando como lema Institucional:

"TODOS CON EL MISMO CORAZÓN"

Valores Institucionales:


EXCELENCIA: Es el principio rector de la corporación, donde todas las acciones de sus miembros están basadas en hacerlas con superior calidad, donde el actuar es claro, conocido por todos y siempre busca mejorar lo presente.

CALIDAD: Entendida como la responsabilidad de todos sus miembros para hacer las cosas bien, aprovechando y enriqueciendo las fortalezas, superando las dificultades y debilidades; para esto se utilizarán mecanismos cuidadosos de planeación, ejecución y retroalimentación, generando así estrategias de mejoramiento continuo en todos los procesos. La implementación de una cultura de calidad a nivel corporativo debe trascender a los procesos pedagógicos y didácticos para formar individuos con conciencia de mejoramiento permanente.

INNOVACION: La comunidad educativa debe prepararse constantemente para enfrentar el entorno con propuestas creativas y productivas en lo intelectual, lo social, lo económico, estas solo pueden lograrse mediante la construcción permanente de conocimientos y la comprensión de las necesidades de las colectividades, lo cual implica fuerte fundamentación y desarrollo de la investigación.

TRANSFORMACION CULTURAL: Propiciar la formación de seres humanos felices éticos, pro – activos, autocriticos, solidarios, honestos, sensibles, promotores y creadores de respeto a la vida, la dignidad humana, con identidad cultural, con sentido de pertenencia a su País y con capacidad para comprender e intervenir eficazmente en la solución de problemas sociales.

ACTITUD ABIERTA Y EMANCIPADORA: Ser dinamizadora de procesos educativos no inscritos en motivaciones políticas, raciales, religiosas ni lucrativas para sus miembros, que propendan por el respeto a los derechos humanos y a la diferencia; la tecnología y lasa expresiones artísticas; la comprensión integral de la realidad y su história; el reconocimiento y valoración de la diversidad étnica, cultural y ambiental; la defensa de la libertad de pensamiento y expresión; la promoción de las justicia, la equidad social y la no – discriminación por razón alguna; el desarrollo de habilidades analíticas y críticas; el fomento del trabajo en equipo.

ACTITUD DE SERVICIO: Dar lo mejor de sí, en beneficio común en forma desinteresada y amplia siendo elemento fundamental para el progreso de nuestras comunidades tracendiendo en  la aplicación de los deberes éticos, sociales y morales como seres humanos solidarios, participativos y tolerantes en lo social y en lo político.


VALORES: Es de vital importancia la formación académica con énfasis en valores, influyendo en la integralidad del ser humano, calificado cognitivamente e incidiendo en su formación moral con la aplicabilidad del acatamiento de las normas y deberes propios de un Estado Social de Derecho.

RESPETO: De los derechos individuales y colectivos, a la diversidad, a la libertad de pensamiento , expresión de otros y la propia, dentro de los parámetros morales y legales establecidos.

HONESTIDAD: En todas las decisiones y desarrollo de actividades.

JUSTICIA: En todas las acciones y decisiones, observando la equidad social y la no – discriminación por razón alguna, el cumplimiento de las normas y deberes ciuadadnos y del Estado cuando en oportunidad legal se presente. 

RESPONSABILIDAD: Ante los deberes y objetivos, así como frente a las comunidades educativas que formen parte de la Corporación y de la sociedad de la cual hacemos parte.

LEALTAD: Entre los diferentes estamentos de la Corporación y sus entidades.

SOLIDARIDAD: En las relaciones humanas entre todos los miembros y la comunidad educativa, asumiendo nuestro compromiso de aportar desde nuestro objeto social y diaria labor.

ÉTICA:   Asumir el respeto por la diferencia, el ejercicio permanente de ciudadanos productivos, útiles a la sociedad colombiana y entorno, donde se imparten criterios objetivos, lo subjetivo es propio del análisis constructivo, propendemos por la aplicabilidad de la ética con sentido asertivo.



LEY DE JUSTICIA Y PAZ


Artículo principal: Conflicto armado en Colombia

En 2002 el gobierno del presidente Álvaro Uribe Vélez y el alto comisionado de la paz, Luis Carlos Restrepo, iniciaron un proceso que diera un marco jurídico en el cual grupos armados al margen de la ley como los grupos paramilitares de las Autodefensas Unidas de Colombia y las guerrillas entregaran las armas y se reintegraran a la sociedad civil en lo que se conoce como la desmovilización.[1]
En 2003 las Autodefensas Unidas de Colombia firman con el gobierno un acuerdo de desmovilización en el cual 30 mil miembros de esa organización armada y sus comandantes cesan operaciones.[1] El gobierno presentó entonces un proyecto de ley conocido como alternatividad penal que beneficiaba a los armados que se desmovilizaban y confesaban sus crímenes, pero ignoraba a las víctimas. Dicha ley tuvo que ser retirada debido a la presión nacional e internacional.[2]

Entre 2005 y 2006 el país adopta un marco legislativo que permite la prosecusión y sentencia de miembros de grupos armados ilegales que se hubiesen acogido a los procesos de desmovilización. Dicha regulación es conocida como la Ley 975 de 2005 o la Ley de Justicia y Paz.

El 13 de mayo de 2008 algunos de los comandantes de las AUC desmovilizados fueron extraditados a los Estados Unidos para responder en tribunales de ese país por cargos de narcotráfico. La decisión del gobierno de permitir su extradición se basaba en el argumento de que estos seguían delinquiendo desde las cárceles.

Controversia


Durante su redacción y trámite, proyecto de ley fue criticado por grupos de derechos humanos y las Naciones Unidas, entre otras organizaciones. Sus críticos consideraron que podía ser demasiado generoso al ofrecer penas de 5 a 8 años por delitos graves, aplicables a aquellos delitos que los mismos desmovilizados confiesen o que el Estado pueda probar posteriormente. También se ha criticado el que en un principio fuese relativamente limitado el período de tiempo para las investigaciones o procesos de delación que ayuden a generar el material probatorio. Las Naciones Unidas, mediante su vocero Michael Frühling, han criticado el que la realización de una confesión total no fuera un requisito del proceso, sino que en principio se exija más bien una especie de versión libre sobre las actividades criminales de los desmovilizados, argumentando que eso constituiría un obstáculo para el pleno desmantelamiento del paramilitarismo y la reparación a las víctimas.

El gobierno colombiano y los defensores de la Ley de Justicia y Paz argumentaron que había que encontrar un balance entre los requerimientos de la justicia y los de la paz, lo que implica la aceptación de cierta impunidad implícita dentro de un proceso de negociación. También se argumentó que fue la primera ley y el primer proceso de desmovilización que ofrecía penas a combatientes y dirigentes que no habían sido vencidos en combate, en contraste con los procesos de desmovilización previos con las guerrillas. El entonces ministro del Interior y Justicia Sabas Pretelt declaró ante los medios que el exigir la confesión total podría haber constituido una violación a la Constitución vigente, mediante la autoincriminación. El Fiscal General Mario Iguarán declaró que su despacho pretende continuar con todos los procesos que impliquen posibles actividades criminales no confesadas y que se actuará en consecuencia tanto en ese caso como contra los crímenes posteriores de los desmovilizados, en caso de ser necesario.

La Corte Constitucional revisó la constitucionalidad de la Ley de Justicia y Paz. En un fallo de abril de 2006, por 7 votos contra 2, no encontró vicios de forma en el hecho de que el trámite de la ley en el Congreso haya sido el de una ley no estatutaria.[3]

El 18 de mayo de 2006, en un nuevo fallo referido ya al contenido mismo de la ley, la Corte condicionó varios apartes de la ley y declaró inexequibles otros, en el fallo la corte declaró que "quienes se acojan a la ley deberán cumplir a cabalidad las resoluciones de la ley, como la confesión total de los delitos, la reparación y la verdad, y no volver a delinquir", a diferencia del proyecto de ley que pasó el gobierno y aprobó el congreso donde la confesión plena no era un requisito y los delitos que se demostraran posteriores a la desmovilización no afectaban los beneficios jurídicos obtenidos por los desmovilizados.[4]

Human Rights Watch considera que el fallo de la Corte fue un gran correctivo, solucionando varios de los graves problemas y vacíos iniciales que existían en el proyecto de ley.[5



Estructura Orgánica


La Policía Nacional esta direccionada por el Director General de la Policía Nacional, quien es nombrado por el Presidente de la República, de uno de los oficiales Generales de la institución.[17]
Su jurisdicción es nacional, desconcentrandose en: (8) Regionales de policía, (7) Metropolitanas de policía y (34) Departamentos de policía, incluyendo a la zona del Urabá Y Magdalena Medio. La Dirección General (DIPON), está dividida en (6) direcciones de apoyo al servicio (administrativas), (8) direcciones operativas, (1) dirección de nivel educativo y (5) oficinas asesoras.[18]
  • Nivel Administrativo:
    • Dirección Administrativa y Financiera (DIRAF)
    • Dirección de Talento Humano (DITAH)
    • Dirección de Sanidad (DISAN)
    • Dirección de Bienestar Social (DIBIE)
    • Dirección de Incorporación (DINCO)
  • Oficinas Asesoras:
    • Inspección General (INSGE)
    • Oficina de Planeación (OFPLA)
    • Secretaria General (SEGEN)
    • Oficina de Telemática (OFITE)
    • Oficina de Comunicaciones Estratégicas (COEST)
Dentro de esta organización está contemplado que cada dirección operativa, tenga una dependencia que represente a cada oficina asesora y cada dirección administrativa (excepto DINCO, DISAN y DIBIE, las cuales son coordinadas directamente desde sus respectivas direcciones). Igualmente cada comando de departamento o de metropolitana, además de las anteriores dependencias, deben tener bajo su mando una Seccional de Investigación Criminal (SIJIN), dependiente de la Dirección de Investigación Criminal (DIJIN), y una Seccional de Inteligencia Policial (SIPOL), dependiente de la Dirección de Inteligencia Policial (DIPOL).



 Regiones de Policía y Unidades  Policiales


Unidad de Policía con jurisdicción en varios Departamentos de Policía y/o Policías Metropolitanas; comandado por un Oficial General.

  • Región de Policía No. 1: Metropolitana de Bogotá, Departamento de Boyacá, Departamento de Cundinamarca.
  • Región de Policía No. 2: Departamento del Huila, Departamento del Tolima, Departamento de Caquetá, Departamento de Putumayo.
  • Región de Policía No. 3: Metropolitana de Pereira, Departamento de Risaralda, Departamento de Caldas, Departamento del Quindío.
  • Región de Policía No. 4: Metropolitana de Cali, Departamento Valle del Cauca, Departamento del Cauca, Departamento de Nariño, Comando Operativo Especial de Seguridad Ciudadana Buenaventura.
  • Región de Policía No. 5: Departamento de Santander, Departamento Norte de Santander, Departamento de Cesar, Departamento de Arauca, Departamento Magdalena Medio, Metropolitana de Bucaramanga, Metropolitana de Cúcuta.
  • Región de Policía No. 6: Departamento de Antioquia, Departamento de Chocó, Departamento de Urabá, Departamento de Córdoba, Comando Operativo Especial de Seguridad Ciudadana del Bajo Cauca Antioqueño.
  • Región de Policía No. 7: Departamento del Meta, Departamento de Casanare, Departamento de Amazonas, Departamento de Guainía, Departamento de Guaviare, Departamento de Vichada, Departamento de Vaupés.
  • Región de Policía No. 8: Metropolitana de Barranquilla, Metropolitana de Cartagena, Departamento de Atlántico, Departamento de Bolívar, Departamento de Magdalena, Departamento de La Guajira, Departamento de Sucre, Departamento de San Andrés Y Providencia.


Departamento de Policía

 

Unidad de Policía ubicada y con jurisdicción en cada uno de los 32 departamentos del país; además de uno especifico para la zona de Urabá; y otro para el Magdalena Medio, departamento de policía conformado por algunos municipios de Antioquia, Bolívar, Boyacá y Santander, con sede en el municipio de Barrancabermeja; para un total de 34 Departamentos de Policía. Comandado por un Coronel.

Policía Metropolitana


Unidad de Policía ubicada y con jurisdicción en cada una de las siete principales ciudades del país (Bogotá, Medellín, Cali, Barranquilla, Cartagena, Bucaramanga, Pereira y Cúcuta). Comandado por un Coronel o un Brigadier General.


Comando Operativo de Seguridad Ciudadana

 

Es la dependencia del Subcomando de Policía Metropolitana o Departamento de Policía, encargado de direccionar, coordinar, ejecutar y controlar, las demás unidades de Policía. El Comandante Operativo, puede ser un Mayor o un Teniente Coronel, y debe ser el tercero en antigüedad en la Policía Metropolitana o Departamento de Policía; en algunas unidades debido a su extensión o características pueden haber dos o tres Comandantes Operativos de Seguridad Ciudadana COOPER, y son los oficiales que sucedan en antigüedad al tercero que labora en la unidad.

Distrito de Policía


Unidad organizadora de la actividad operativa de las estaciones, base para el despliegue de los servicios especializados, agrupa a dos (2) o más estaciones en una determinada jurisdicción. Encargado de garantizar el servicio de vigilancia urbana y rural a cargo de la Policía Nacional. El grado mínimo del Comandante de Distrito debe ser un Capitán.

Estación de Policía


Es la unidad básica de la organización policial, su jurisdicción es la de los municipios en que se divide el país o las localidades o comunas de las principales ciudades que posean esta división territorial. También existen estaciones de Policía en aeropuertos y terminales de transporte, y en algunos municipios de mayor extensión pueden existir mas de una estación de policía. El Comandante de Estación, puede ser el Oficial, Suboficial o miembro del Nivel Ejecutivo, mínimo en el grado de Subintendente.

Subestación de Policía


Unidad policial ubicada en los espacios rurales de los municipios, tales como corregimientos, inspecciones de Policía, caseríos o veredas. El Comandante de Subestación, puede ser el Oficial, Suboficial o miembro del Nivel Ejecutivo, mínimo en el grado de Subintendente.

Comando de Atención Inmediata – CAI


Es la unidad policial con una jurisdicción menor, estratégicamente ubicada en los perímetros urbanos de los municipios, localidades o comunas, permitiendo una vigilancia específica de los sectores asignados con una adecuada capacidad de respuesta. La inmediatez, oportunidad y acercamiento a la comunidad, son las condiciones esenciales de este servicio. Existen tres categorías de CAI, “A”, “B”, “C”, asignando para ellos el número de hombres y recursos necesarios. Dependiendo de la categoría el Comandante de CAI puede ser el Oficial, Suboficial o miembro del Nivel Ejecutivo, mínimo en el grado de Subintendente.



Acciones


La Policía Nacional, contrarresta los grupos delictivos trasnacionales organizados, grupos terroristas, que se dedican al tráfico de drogas ilícitas, blanqueo de dinero, tráfico ilícito de armas, trata de personas, entre otros. Busca la captura de los cabecillas de las organizaciones dedicadas al narcotráfico y grupos armados ilegales como son: los grupos paramilitares, las guerrillas de las FARC, y el ELN. La desarticulación de las organizaciones de delincuencia común, en todas sus estructuras; ejerciendo función disuasiva y reactiva. Realiza labores de Vigilancia Comunitaria, en el ámbito preventivo, fomentando una cultura de autorregulación en la convivencia y seguridad ciudadana. En ciertas zonas rurales, su personal utiliza armamento largo fusiles y demás armamento de apoyo; cuenta con grupos especiales que han propinado contundentes golpes en contra de estos grupos al margen de la ley. Siendo muchos policías secuestrados por parte de los grupos narcoterroristas de las FARC, y el ELN. (Algunos policías que prestaban su servicio en áreas rurales, llevan secuestrados más de 10 años).

Controversias


Uno de los casos más recientes de controversia en la Policía Nacional, ocurrió en mayo de 2007 cuando varios miembros de la cúpula de la institución, fueron destituidos por orden del Ministro de Defensa, debido a la interceptación telefónica y espionaje a varios periodistas y miembros de la oposición al gobierno. El escándalo difundido por la revista Semana, forzó la renuncia del Director General de la Policía, quien por entonces era el General Jorge Daniel Castro y puso en cuestión y entredicho, la integridad y transparencia de esta rama de la Fuerza Publica y del Gobierno Nacional.

Puesto de Policía

 

Es la unidad policial ubicada en sitios geográficos rurales, diferentes a los centros poblados que por su situación estratégica y conveniencia institucional, asegure el control del territorio y la protección a la infraestructura productiva del país. El comandante pueder ser el Oficial, Suboficial o miembro del Nivel Ejecutivo, mínimo en el grado de Subintendente.



Modalidades y Especialidades[19]

  • Modalidades
    • Seguridad Ciudadana
    • Investigación Criminal
    • Inteligencia Policial
    • Administrativa y logística
    • Docente
    • Justicia
  • Especialidades
    • Carabineros
    • Guías Caninos
      • Entrenamiento: Los perros reciben un entrenamiento básico en Europa, y en la Escuela de Guías y Adiestramiento Canino en Facatativá se le da una fase de trabajo que tiene una duración de tres meses, tiempo en el cual se adaptan al clima y comienzan a recibir entrenamiento a través del sistema de juegos en ambientes diferentes como vehículos, oficinas, terrenos de escombros, entre otros ámbitos. "Son entrenados a través de juego y no como la gente cree generalmente, que es que a los caninos se les suministran narcóticos y materiales explosivos, no, el asunto no es así, lo que hacemos es aprovechar su alta capacidad olfativa para entrenarlos en la detección de narcóticos y explosivos", señala el subintendente de la Policía William Aguilar Ramos, enfermero canino.

      • Un binomio de oro: La relación guía canino y animal es fundamental para desarrollar una tarea eficiente. "El binomio es muy importante, la relación que se establece es determinante en el desarrollo del trabajo y en los resultados que se puedan obtener", asegura el subintendente Aguilar, con más de 9 años de experiencia en la Policía de Carabineros. La Policía Nacional está estudiando la posibilidad de que en un futuro muy cercano los guías puedan convivir con los caninos, cosa que hasta ahora no sucede. Una de las dificultades de orden legal es que los caninos son un bien fiscal. El otro es el costo que tienen. Gella, el canino conocido junto a Tanya, tuvieron un valor aproximado a los 10 millones de pesos cada uno. Los perros, que tienen un tiempo de vida útil cercano a los 10 años, reciben cuidados extremos en su salud y alimentación diaria. Para el Intendente Abadía Monsalve Quiñones, aunque en el Tolima no se presentan frecuentemente situaciones con explosivos ni altas cargas de de narcóticos, los perros sí han sido definitivos en el trabajo de seguridad. Los caninos han servido mucho en el tema preventivo, en muchas ocasiones han salvado la vida del personal técnico y de Fuerzas Especiales", concluyó Monsalve.

    • Ambiental y Ecológica
    • Transito y Transporte
    • Antiexplosivos
    • Turismo
    • Infancia y Adolescencia
    • Policía Fiscal y Aduanera
    • Antinarcóticos
    • Antisecuestro
    • Antiextorsión
    • Aeroportuaria
    • Protección a Personas e instalaciones
    • Servicio Aéreo
    • Antidisturbios
    • Logística
    • Justicia Penal Militar
    • Operaciones Especiales

 Grupos Operaciones Especiales (GOES)